Otra agresión a la paz, al pensamiento crítico y a la prensa alternativa

La Dirección Nacional de la Unión Patriótica rechaza y denuncia categóricamente la nueva agresión contra la Agencia de Prensa Rural y la Corporación para el Desarrollo de la Educación y la Investigación Social (Corpeis), ocurrida en la madrugada del día 25 de octubre, cuando sujetos ingresaron a sus instalaciones ubicadas en el barrio Teusaquillo, sector céntrico de Bogotá, mediante procedimientos violentos y sustrajeron equipos e información perteneciente a la reconocida organización caracterizada por ser una voz alternativa en el campo de la información y las comunicaciones en el país.

Denunciamos categóricamente la nueva agresión contra la Agencia de Prensa Rural y Corpeis.

La Dirección Nacional de la Unión Patriótica rechaza y denuncia categóricamente la nueva agresión contra la Agencia de Prensa Rural y la Corporación para el Desarrollo de la Educación y la Investigación Social (Corpeis), ocurrida en la madrugada del día 25 de octubre, cuando sujetos ingresaron a sus instalaciones ubicadas en el barrio Teusaquillo, sector céntrico de Bogotá, mediante procedimientos violentos y sustrajeron equipos e información perteneciente a la reconocida organización caracterizada por ser una voz alternativa en el campo de la información y las comunicaciones en el país.

Sorprende que a pocos días de haber sucedido un primer intento frustrado de ingreso a sus instalaciones, debidamente denunciado ante las autoridades de policía, la seguridad no se hubiese reforzado en el sector y los autores del asalto hayan podido regresar a cumplir su misión sin ningún obstáculo, constituyendo una clara agresión al periodismo independiente y a la libertad de prensa.

Alertamos que en un momento de claro boicot legislativo y propagandístico de la ultraderecha en contra de la implementación del proceso de paz y de inicio de diversas protestas sociales en todo el país, vienen en aumento las amenazas y agresiones de diverso tipo en contra de organizaciones y líderes sociales y políticos comprometidos con la lucha por la paz y los cambios democráticos.

Exigimos de las autoridades menos indiferencia y respuestas precisas en cuanto a la identificación y judicialización de los responsables materiales e intelectuales de estos hechos, y medidas concretas que garanticen la protección y el derecho a la libertad de prensa, al pensamiento crítico y a la oposición social y política.

A los directivos y trabajadores de Prensa Rural y Corpeis, nuestro abrazo solidario.

Bogotá, 25 de octubre de 2017.

UNIÓN PATRIÓTICA

Follow Us